Menu

viernes, 21 de septiembre de 2012

Crear un spa en casa.


Hace un mes o así me tocó en un concurso en Twitter un circuito de spa y masaje. Nunca había ido a un spa y la verdad que fue una gran experiencia. Os recomiendo a todas las que seáis de Málaga o cerca o vengáis un fin de semana no dudéis en reservar una sesión de spa y masaje en el hotel Monte Málaga con Renova Thermal.
Pero como tampoco podemos ir todos los días a un circuito de spa, aunque nos encantaría, imagina una vez a la semana dedicar un ratito para tí, para mejorar tu belleza y tu bienestar, os propongo unos truquillos para crear un spa en casa, no es lo mismo que los de verdad, pero es una alternativa =).

Necesitaremos:


  • Sales de baño relajantes o si no tenemos bañera un gel de ducha que te guste el olor, ahora hay muchas marcas que tienen una "línea spa"
  • Exfoliante corporal. Los mejores son de Origins o Caudalíe.
  • Una crema hidratante o un aceite con aroma relajante.
  • Un albornoz suave y mullidito.
  • Mascarilla y exfoliante facial.
  • Crema de manos y pies.
  • Unas velas o incienso.
  • Música relajante.



 Lo mejor es tener bastante tiempo para hacer esto, porque si vamos con prisas poco nos vamos a relajar. Alguna tarde de Sábado que no tengamos nada que hacer, o alguno de los tan odiados domingos para comenzar la semana con energía.

  • Para empezar debemos ambientar la casa, encender la música, poner las velitas o el incienso, una luz flojita.
  • Una ducha intensa es lo mejor para empezar. Si tenemos bañera un baño relajante con agua no muy caliente también viene bien.
  • Para seguir utilizar el exfoliante, tanto el de rostro como el de cuerpo y ponernos una mascarilla en el pelo. Mientras va actuando podemos usar otra mascarilla para el rostro.
  • Un buen aclarado de cabello, cuerpo y cara.
  • Al salir de la ducha untarnos bien en aceite hidratante, envolvernos en el albornoz y limpiarnos bien el rostro.
  • Nos sentamos relajadamente en el sofá y nos hacemos la manicura y la pedicura: retirar cutículas, hidratar y meter los pies en calcetines de algodón.
  • Para terminar el ritual, una cena ligera con un buen vaso de vino y una infusión relajante después mientras leemos un buen libro nos dejará a punto para comenzar la semana con la energía al máximo.